Sujetador Sin espalda

Si eres de las que le gusta emplear escotes traseros, seguro que has probado de todo para que no se vea el sujetador por la espalda.

De unos años a esta parte, han aparecido diferentes sostenes que te dejan tener la espalda al aire.

Por una parte están los sujetadores sin espalda y con tirantes, y por otro los sostenes de silicona autoadhesiva, que no tienen ni espalda ni tirantes. También tenemos la posibilidad de emplear sostenes multiposición si tenemos mucho pecho y no hay tallas de los modelos precedentes, o si no deseamos abandonar a los tirantes.

Establecer dirección descendente

1 artículo(s)

Establecer dirección descendente

1 artículo(s)

Ventajas de los sujetadores sin espalda

Los pros

  • Los de silicona son lavables y se pueden volver a utilizar. La silicona recobra su capacidad adhesiva tras el lavado.
  • Son muy simples de poner, solo tienes que ponerlos sobre una piel limpia y seca y se adhieren automáticamente.
  • Son muy cómodos, notas el pecho sujeto y puedes moverte con normalidad sin temor a que el pecho se bambolee como cuando va sin sujetador.
  •  No debes abandonar al push up. Hay modelos de sostén sin espalda con o sin push up, o incluso con doble push up.
  • Dispone de varias tallas a elegir, con lo que está disponible en tallas pequeñas y grandes.
  • Si no hay sujetadores sin espalda en tu talla, siempre y en toda circunstancia puedes optar por los sujetadores multiposición.
  • Te dejan usar tops o bien vestidos con espaldas o escotes traseros pronunciados.
  • Los sostenes sin espalda y sin tirantes son más convenientes para tallas pequeñas o medianas.
  • Los sostenes sin espalda y con tirantes van mejor para pechos medianos o grandes.

Los contra

  • Si hace mucho calor y tu piel tiende a transpirar bastante, es posible que los modelos de silicona no se adhieran bien.
  • Los sujetadores de silicona no van bien con todas las pieles. Hay pieles que no aceptan bien la silicona y no se pegan adecuadamente.
  • Tanto los sostenes de silicona como los sin espalda con tirantes, hay que lavarlos a mano para eludir que se deformen y pierdan adherencia.
  • El tallaje de algunos sujetadores puede ser confuso, en tanto que los fabricantes usan su tabla de tallas.
  • Los sostenes sin espalda pueden no ir bien si tienes el pecho muy caído, ya que el peso del pecho van a hacer que se despegue o bien que no se ajuste bien.


Sujetadores sin espalda caseros, una práctica peligrosa

Hemos observado que ciertas mujeres deciden hacerse su propio sujetador sin espalda casero.

Desde MujerLenceria rechazamos esta práctica y nos gustaría advertir sobre su empleo. Se modifican sostenes que no están diseñados para marchar sin espalda, con lo que el pecho no está apropiadamente sujeto y protegido y puede padecer daños con esta práctica.